La Palabra de Dios en Pentecostés

Citas reunidas basado en las aportaciones del hno. Doru del Instituto Madison a la hna. Daisy, y de lo que pude corregir que no aparecía. Espero que sea para crecimiento espiritual.

Jeremías 2-4 Reina-Valera Antigua (RVA)

Jeremías 2 Reina-Valera Antigua (RVA)
2 Y FUÉ á mí palabra de Jehová, diciendo:
2 Anda, y clama á los oídos de Jerusalem, diciendo: Así dice Jehová: Heme acordado de ti, de la misericordia de tu mocedad, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada.
3 Santidad era Israel á Jehová, primicias de sus nuevos frutos. Todos los que le devoran pecarán; mal vendrá sobre ellos, dice Jehová.
4 Oid la palabra de Jehová, casa de Jacob, y todas las familias de la casa de Israel.
5 Así dijo Jehová: ¿Qué maldad hallaron en mí vuestros padres, que se alejaron de mí, y se fueron tras la vanidad, y tornáronse vanos?
6 Y no dijeron: ¿Dónde está Jehová, que nos hizo subir de tierra de Egipto, que nos hizo andar por el desierto, por una tierra desierta y despoblada, por tierra seca y de sombra de muerte, por una tierra por la cual no pasó varón, ni allí habitó hombre?
7 Y os metí en tierra de Carmelo, para que comieseis su fruto y su bien: mas entrasteis, y contaminasteis mi tierra, é hicisteis mi heredad abominable.
8 Los sacerdotes no dijeron: ¿Dónde está Jehová? y los que tenían la ley no me conocieron; y los pastores se rebelaron contra mí, y los profetas profetizaron en Baal, y anduvieron tras lo que no aprovecha.
9 Por tanto entraré aún en juicio con vosotros, dijo Jehová, y con los hijos de vuestros hijos pleitearé.
10 Porque pasad á las islas de Chîttim y mirad; y enviad á Cedar, y considerad cuidadosamente, y ved si se ha hecho cosa semejante á ésta:
11 Si alguna gente ha mudado sus dioses, bien que ellos no son dioses. Pero mi pueblo ha trocado su gloria por lo que no aprovecha.
12 Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová.
13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: dejáronme á mí, fuente de agua viva, por cavar para sí cisternas, cisternas rotas que no detienen aguas.
14 ¿Es Israel siervo? ¿es esclavo? ¿por qué ha sido dado en presa?
15 Los cachorros de los leones bramaron sobre él, dieron su voz; y pusieron su tierra en soledad; quemadas están sus ciudades, sin morador.
16 Aun los hijos de Noph y de Taphnes te quebrantaron la mollera.
17 ¿No te acarreó esto tu dejar á Jehová tu Dios, cuando te hacía andar por camino?
18 Ahora pues, ¿qué tienes tú en el camino de Egipto, para que bebas agua del Nilo? ¿y qué tienes tú en el camino de Asiria, para que bebas agua del río?
19 Tu maldad te castigará, y tu apartamiento te condenará: sabe pues y ve cuán malo y amargo es tu dejar á Jehová tu Dios, y faltar mi temor en tí, dice el Señor Jehová de los ejércitos.
20 Porque desde muy atrás he quebrado tu yugo, y roto tus ataduras; y dijiste: No serviré. Con todo eso, sobre todo collado alto y debajo de todo árbol umbroso, corrias tú, oh ramera.
21 Y yo te planté de buen vidueño, simiente verdadera toda ella: ¿cómo pues te me has tornado sarmientos de vid extraña?
22 Aunque te laves con lejía, y amontones jabón sobre tí, tu pecado está sellado delante de mí, dijo el Señor Jehová.
23 ¿Como dices: No soy inmunda, nunca anduve tras los Baales? Mira tu proceder en el valle, conoce lo que has hecho, dromedaria ligera que frecuentas sus carreras;
24 Asna montés acostumbrada al desierto, que respira como quiere; ¿de su ocasión quién la detendrá? Todos los que la buscaren no se cansarán; hallaránla en su mes.
25 Defiende tus pies de andar descalzos, y tu garganta de la sed. Mas dijiste: Hase perdido la esperanza; en ninguna manera: porque extraños he amado y tras ellos tengo de ir.
26 Como se avergüenza el ladrón cuando es tomado, así se avergonzarán la casa de Israel, ellos, sus reyes, sus príncipes, sus sacerdotes, y sus profetas;
27 Que dicen al leño: Mi padre eres tú; y á la piedra: Tú me has engendrado: pues me volvieron la cerviz, y no el rostro; y en el tiempo de su trabajo dicen: Levántate, y líbranos.
28 ¿Y dónde están tus dioses que hiciste para tí? Levántense, á ver si te podrán librar en el tiempo de tu aflicción: porque según el número de tus ciudades, oh Judá, fueron tus dioses.
29 ¿Por qué porfías conmigo? Todos vosotros prevaricasteis contra mí, dice Jehová.
30 Por demás he azotado vuestros hijos; no han recibido corrección. Cuchillo devoró vuestros profetas como león destrozador.
31 Oh generación! ved vosotros la palabra de Jehová. ¿He sido yo á Israel soledad, ó tierra de tinieblas? ¿Por qué ha dicho mi pueblo: Señores somos; nunca más vendremos á tí?
32 ¿Olvídase la virgen de su atavío, ó la desposada de sus sartales? mas mi pueblo se ha olvidado de mí por días que no tienen número.
33 ¿Por qué abonas tu camino para hallar amor, pues aun á las malvadas enseñaste tus caminos?
34 Aun en tus faldas se halló la sangre de las almas de los pobres, de los inocentes: no la hallé en excavación, sino en todas estas cosas.
35 Y dices: Porque soy inocente, de cierto su ira se apartó de mí. He aquí yo entraré en juicio contigo, porque dijiste: No he pecado.
36 ¿Para qué discurres tanto, mudando tus caminos? También serás avergonzada de Egipto, como fuiste avergonzada de Asiria.
37 También saldrás de él con tus manos sobre tu cabeza: porque Jehová deshechó tus confianzas, y en ellas no tendrás buen suceso.

Jeremías 3 Reina-Valera Antigua (RVA)
3 DICEN: Si alguno dejare su mujer, y yéndose ésta de él se juntare á otro hombre, ¿volverá á ella más? ¿no será tal tierra del todo amancillada? Tú pues has fornicado con muchos amigos; mas vuélvete á mí, dijo Jehová.
2 Alza tus ojos á los altos, y ve en qué lugar no te hayas publicado: para ellos te sentabas en los caminos, como Arabe en el desierto; y con tus fornicaciones y con tu malicia has contaminado la tierra.
3 Por esta causa las aguas han sido detenidas, y faltó la lluvia de la tarde; y has tenido frente de mala mujer, ni quisiste tener vergüenza.
4 A lo menos desde ahora, ¿no clamarás á mí, Padre mío, guiador de mi juventud?
5 ¿Guardará su enojo para siempre? ¿eternalmente lo guardará? He aquí que has hablado y hecho cuantas maldades pudiste.
6 Y díjome Jehová en días del rey Josías: ¿Has visto lo que ha hecho la rebelde Israel? Vase ella sobre todo monte alto y debajo de todo árbol umbroso, y allí fornica.
7 Y dije después que hizo todo esto: Vuélvete á mí; mas no se volvió. Y vió la rebelde su hermana Judá.
8 Que yo lo había visto; que por todas estas causas en las cuales fornicó la rebelde Israel, yo la había despedido, y dádole la carta de su repudio; y no tuvo temor la rebelde Judá su hermana, sino que también fué ella y fornicó.
9 Y sucedió que por la liviandad de su fornicación la tierra fué contaminada, y adulteró con la piedra y con el leño.
10 Y con todo esto, la rebelde su hermana Judá no se tornó á mí de todo su corazón, sino mentirosamente, dice Jehová.
11 Y díjome Jehová: Justificado ha su alma la rebelde Israel en comparación de la desleal Judá.
12 Ve, y clama estas palabras hacia el aquilón, y di: Vuélvete, oh rebelde Israel, dice Jehová; no haré caer mi ira sobre vosotros: porque misericordioso soy yo, dice Jehová, no guardaré para siempre el enojo.
13 Conoce empero tu maldad, porque contra Jehová tu Dios has prevaricado, y tus caminos has derramado á los extraños debajo de todo árbol umbroso, y no oiste mi voz, dice Jehová.
14 Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo: y os tomaré uno de una ciudad, y dos de una familia, y os introduciré en Sión;
15 Y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten de ciencia y de inteligencia.
16 Y acontecerá, que cuando os multiplicareis y creciereis en la tierra, en aquellos días, dice Jehová, no se dirá más: Arca del pacto de Jehová; ni vendrá al pensamiento, ni se acordarán de ella, ni la visitarán, ni se hará más.
17 En aquel tiempo llamarán á Jerusalem Trono de Jehová, y todas las gentes se congregarán á ella en el nombre de Jehová en Jerusalem: ni andarán más tras la dureza de su corazón malvado.
18 En aquellos tiempos irán de la casa de Judá á la casa de Israel, y vendrán juntamente de tierra del aquilón á la tierra que hice heredar á vuestros padres.
19 Yo empero dije: ¿Cómo te pondré por hijos, y te daré la tierra deseable, la rica heredad de los ejércitos de las gentes? Y dije: Padre mío me llamarás, y no te apartarás de en pos de mí.
20 Mas como la esposa quiebra la fe de su compañero, así prevaricasteis contra mí, oh casa de Israel, dice Jehová.
21 Voz sobre las alturas fué oída, llanto de los ruegos de los hijos de Israel; porque han torcido su camino, de Jehová su Dios se han olvidado.
22 Convertíos, hijos rebeldes, sanaré vuestras rebeliones. He aquí nosotros venimos á tí; porque tú eres Jehová nuestro Dios.
23 Ciertamente vanidad son los collados, la multitud de los montes: ciertamente en Jehová nuestro Dios está la salud de Israel.
24 Confusión consumió el trabajo de nuestros padres desde nuestra mocedad; sus ovejas, sus vacas, sus hijos y sus hijas.
25 Yacemos en nuestra confusión, y nuestra afrenta nos cubre: porque pecamos contra Jehová nuestro Dios, nosotros y nuestros padres, desde nuestra juventud y hasta este día; y no hemos escuchado la voz de Jehová nuestro Dios.

Jeremías 4 Reina-Valera Antigua (RVA)
4 SI te has de convertir, oh Israel, dice Jehová, conviértete á mí; y si quitares de delante de mí tus abominaciones, no andarás de acá para allá.
2 Y jurarás, diciendo, Vive Jehová, con verdad, con juicio, y con justicia: y bendecirse han en él las gentes, y en él se gloriarán.
3 Porque así dice Jehová á todo varón de Judá y de Jerusalem: Haced barbecho para vosotros, y no sembréis sobre espinas.
4 Circuncidaos á Jehová, y quitad los prepucios de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalem; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien apague, por la malicia de vuestras obras.
5 Denunciad en Judá, y haced oid en Jerusalem, y decid: Sonad trompeta en la tierra. Pregonad, juntad, y decid: Reuníos, y entrémonos en las ciudades fuertes.
6 Alzad bandera en Sión, juntaos, no os detengáis; porque yo hago venir mal del aquilón, y quebrantamiento grande.
7 El león sube de su guarida, y el destruidor de gentes ha partido; salido ha de su asiento para poner tu tierra en soledad; tus ciudades serán asoladas, y sin morador.
8 Por esto vestíos de saco, endechad y aullad; porque la ira de Jehová no se ha apartado de nosotros.
9 Y será en aquel día, dice Jehová, que desfallecerá el corazón del rey, y el corazón de los príncipes, y los sacerdotes estarán atónitos, y se maravillarán los profetas.
10 Y dije: ­Ay, ay, Jehová Dios! verdaderamente en gran manera has engañado á este pueblo y á Jerusalem, diciendo, Paz tendréis; pues que el cuchillo ha venido hasta el alma.
11 En aquel tiempo se dirá de este pueblo y de Jerusalem: Viento seco de las alturas del desierto vino á la hija de mí pueblo, no para aventar, ni para limpiar.
12 Viento más vehemente que estos vendrá á mí: y ahora yo hablaré juicios con ellos.
13 He aquí que subirá como nube, y su carro como torbellino; más ligeros con sus caballos que las águilas. ­Ay de nosotros, porque dados somos á saco!
14 Lava de la malicia tu corazón, oh Jerusalem, para que seas salva. ¿Hasta cuándo dejarás estar en medio de ti los pensamientos de iniquidad?
15 Porque la voz se oye del que trae las nuevas desde Dan, y del que hace oir la calamidad desde el monte de Ephraim.
16 Decid á las gentes; he aquí, haced oir sobre Jerusalem: Guardas vienen de tierra lejana, y darán su voz sobre las ciudades de Judá.
17 Como las guardas de las heredades, estuvieron sobre ella en derredor, porque se rebeló contra mí, dice Jehová.
18 Tu camino y tus obras te hicieron esto, ésta tu maldad: por lo cual amargura penetrará hasta tu corazón.
19 Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las telas de mi corazón: mi corazón ruge dentro de mí; no callaré; porque voz de trompeta has oído, oh alma mía, pregón de guerra.
20 Quebrantamiento sobre quebrantamiento es llamado; porque toda la tierra es destruída: en un punto son destruídas mis tiendas, en un momento mis cortinas.
21 ¿Hasta cuándo tengo de ver bandera, tengo de oir voz de trompeta?
22 Porque mi pueblo es necio; no me conocieron los hijos ignorantes y los no entendidos; sabios para mal hacer, y para bien hacer no supieron.
23 Miré la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y los cielos, y no había en ellos luz.
24 Miré los montes, y he aquí que temblaban, y todos los collados fueron destruídos.
25 Miré, y no parecía hombre, y todas las aves del cielo se habían ido.
26 Miré, y he aquí el Carmelo desierto, y todas sus ciudades eran asoladas á la presencia de Jehová, á la presencia del furor de su ira.
27 Porque así dijo Jehová: Toda la tierra será asolada; mas no haré consumación.
28 Por esto se enlutará la tierra, y los cielos arriba se oscurecerán, porque hablé, pensé, y no me arrepentí, ni me tornaré de ello.
29 Del estruendo de la gente de á caballo y de los flecheros huyó toda la ciudad; entráronse en las espesuras de los bosques, y subiéronse en peñascos; todas las ciudades fueron desamparadas, y no quedó en ellas morador alguno.
30 Y tú, destruída, ¿qué harás? Bien que te vistas de grana, aunque te adornes con atavíos de oro, aunque pintes con antimonio tus ojos, en vano te engalanas; menospreciáronte los amadores, buscarán tu alma.
31 Porque voz oí como de mujer que está de parto, angustia como de primeriza; voz de la hija de Sión que lamenta y extiende sus manos, diciendo: ­Ay ahora de mí! que mi alma desmaya á causa de los matadores.

Lt106-1909

Churches in Oakland and Berkeley Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909)

Santa Helena, California Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909)

26 de septiembre de 1909 Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909)

Esta carta se publica íntegramente en 18MR 232-236. +Una o más copias mecanografiadas de este documento contienen interlineaciones adicionales escritas a mano por Ellen White que pueden verse en la oficina principal de la finca de Ellen G. White. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909)

A nuestras iglesias en Oakland y Berkeley: Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909)

Se me ha instruido que dé un mensaje de advertencia a nuestras iglesias en Oakland y Berkeley. Muchos de los que profesan creer la verdad para este tiempo son inconversos de corazón. Me han mostrado que muchos cuyos nombres están en los libros de la iglesia no están preparados para la venida de Cristo. Hay familias enteras que son engañadas en cuanto a su aptitud espiritual para soportar la prueba del juicio. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 1

Muchos de los que aman la autocomplacencia y que murmuran ante el testimonio directo del mensaje de Laodicea son ignorantes de cuán pecaminosas son realmente sus acciones; pero en el juicio se avergonzarán de su curso de ingratitud y rebelión contra Aquel que ha soportado tanto tiempo con ellos, y que no los ha cortado en sus pecados. Ninguna confesión, ningún llanto servirá entonces para aquellos que han estropeado su registro. Muchos de los que ahora dicen ser discípulos de Cristo se contarán entre los que no se arrepienten, pero que han engañado a sus almas hasta la ruina eterna. La evasión de la verdad no dará valor a ninguna alma en el día del juicio para abrir sus labios en defensa propia. Entonces se abrirán los libros que llevan el registro de las obras de cada individuo. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 2

Se me ha ordenado decir que el Señor considera a los falsos profesores como rebeldes contra Él, pues sus acciones traen consigo el reproche a Su nombre. ¡Oh, que sus murmuraciones se conviertan en autorreproches y sus quejas en arrepentimiento! Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 3

Dios ha enviado mensajes de Su Palabra a las almas que viven vidas descuidadas y que no se avergüenzan de su curso de acción equivocado. Escuché las palabras pronunciadas: “¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio? ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.” [RVG Isaíash 40:27, 28.] Si las almas descuidadas e indulgentes buscaran al Señor y confesaran sus pecados, verían cómo sus vidas inconversas llevan a otros por el mal camino, y se arrepentirían y se convertirían. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 4

Muchos padres concluyen que porque sus hijos han sido bautizados, por lo tanto están bastante seguros. Pero el bautismo no es necesariamente una evidencia de que el poder de conversión de Dios está constantemente trabajando en la vida diaria del individuo. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 5

Se me pide que levante mi voz como una trompeta, y que hable claramente sobre los peligros que rodean a nuestros niños y jóvenes. Satanás está trabajando activamente, poniendo obstáculos en el camino de su avance cristiano. Tiene muchos planes para engañar a las almas y destruir el discernimiento espiritual para que el mal sea interpretado como justicia. Uno de sus planes más exitosos es poner a su alcance el tonto libro de cuentos para leer, cuando necesitan el poder de convicción de la Palabra del Dios viviente para impresionar la mente y el corazón <cómo desarrollar un carácter semejante al de Cristo.> Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 6

Dios está constantemente apelando al corazón humano, pidiéndole que reconozca Su amor y misericordia, y que acepte Su justicia en lugar de los principios del mal. Así El ha suplicado a la humanidad en todas las épocas. En los días de Noé, Cristo habló a los hombres a través de una agencia humana y predicó a aquellos que estaban en la esclavitud del pecado. Vino a Israel envuelto en una columna de nube durante el día y en una columna de fuego durante la noche. Él fue quien educó a esa vasta multitud en su desierto errante. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 7

Israel necesitaba sólo la experiencia que Dios le dio, y no había otro poder que pudiera tratar con ellos como lo hizo Cristo a través de todo ese largo viaje en el desierto. La educación de Israel no fue confiada a ninguna agencia humana; fueron enseñados por Uno que era infinito en sabiduría. Eran aprendices diarios de lo que Dios requería que fuera su iglesia en la tierra. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 8

Hay muchos que no pesan lo suficiente estas cosas. La instrucción dada a Israel debe ser entendida hoy por toda alma viviente. El hombre puede pretender una gran inteligencia, pero necesita más que la inteligencia humana para captar las revelaciones del evangelio, que la Palabra declara que ha estado oculta durante siglos. Las obras engañosas de Satanás engañan a la conciencia con respecto a las debilidades y pecados individuales, y cientos son atrapados en sus trampas. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 9

En Oakland ha habido durante años una fuerte influencia en contra de los principios de la reforma de la salud, que ha contrarrestado los mensajes que el Señor ha dado en relación con el uso de la carne de animales y el uso de drogas. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 10

Cuando el Señor envió instrucciones sobre los principios de la reforma pro salud, y los peligros que conlleva el uso de carnes y drogas, hubo médicos de pie en nuestros sanatorios que eligieron aferrarse a sus propias ideas, para llevar a cabo sus propios planes para la mesa. Se oponían a las reformas que se pedían, y se permitía la indulgencia del apetito en las habitaciones de los pacientes, lo que era contrario a los principios para el mantenimiento de los cuales se establecieron nuestros sanatorios. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 11

El Señor dio luz esbozando un orden diferente de las cosas, pero sus mensajes fueron ignorados, y los principios opuestos fueron permitidos por un tiempo para gobernar. El trabajo del sanatorio, que se lleva a cabo bajo el nombre de Adventista del Séptimo Día, debe defender claramente los verdaderos principios de la reforma pro salud; de lo contrario, se producirá una complicada condición de las cosas, y el trabajo se hará severamente difícil para los auténticos reformadores. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 12

Los hombres elegidos por nuestras iglesias para ser líderes y portadores de cargas deben ser aquellos que están sanos en la fe, y no hombres cuya influencia general ha sido contrarrestar los mensajes que el Señor ha dado a la iglesia para señalar los peligros de su pueblo. En nuestras iglesias de Oakland y Berkeley se ha ejercido una jurisdicción impropia que el Señor no aprueba. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 13

Mis hermanos y hermanas, el final está más cerca que cuando creímos por primera vez. Les diría a los creyentes que se han reunido en Berkeley: Son una compañía mixta. Podría mencionar los nombres de algunos de los que me han mostrado que tienen una relación errónea con Dios y su obra, pero esto no sería lo mejor en este momento. Si las cosas continúan como hasta ahora, tendré que hacer esto. Hay otros que entenderán cuando el poder de conversión de la verdad se apodere de ellos. Aquellos que han visto y oído tanto para confirmar su fe, y sin embargo no han manifestado un arrepentimiento genuino, necesitan experimentar una verdadera conversión. Si su arrepentimiento no es completo, elaborarán en el futuro los mismos planes que han llevado a cabo en el pasado. Hay un trabajo decidido por hacer en la iglesia de Berkeley. Si reciben los mensajes de Dios, y humillan sus corazones y se convierten, entonces la unión de las dos compañías resultará en un bien duradero. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 14

Las bendiciones maravillosas pueden ser esperadas por los fieles y humildes seguidores de Jesucristo que siguen para conocer al Señor. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”[RVG Juan 3:16.] “Y ya que en la sabiduría de Dios, el mundo por sabiduría no conoció a Dios; agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.” “Antes, como está escrito: Ojo no ha visto, ni oído ha escuchado, ni han subido en corazón de hombre, las cosas que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por su Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.” [RVG 1 Corintios 1:21; 2:9, 10.] Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 15

El Señor tiene luz y sabiduría para su pueblo, que deben esperar, recibir y apreciar. Que se hagan cambios decididos. Que aquellos que han sido acusadores, y que han estado dispuestos a ofenderse ante cualquier palabra o movimiento que les pareciera desacertado, humillen sus corazones, y oren para que el espíritu de división y disensión sea eliminado. El Señor tiene un trabajo para todos los que se sometan a ser trabajados por su Espíritu Santo. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 16

Estudie el noveno capítulo de Ezequiel. Estas palabras se cumplirán literalmente; sin embargo, el tiempo pasa y la gente está dormida. Se niegan a humillar sus almas y a convertirse. No por mucho tiempo más el Señor soportará a la gente que tiene verdades tan grandes e importantes reveladas a ellos, pero que se niegan a llevar estas verdades a su experiencia individual. El tiempo es corto. Dios está llamando. ¿Lo oirás? ¿Recibirás Su mensaje? ¿Te convertirás antes de que sea demasiado tarde? Pronto, muy pronto, cada caso se decidirá para la eternidad. Lt106-1909 (26 de septiembre de 1909) par. 17

Ms 137, 1907

Exaltando a Cristo Ms137-1907 (17 de junio de 1907)

Santa Elena, California Ms137-1907 (17 de junio de 1907)

17 de junio de 1907 Ms137-1907 (17 de junio de 1907)

Este manuscrito está publicado en su totalidad en el Lake Union Herald 11/03/1909. Ms137-1907 (17 de junio de 1907)

A mis hermanos ministros: Ms137-1907 (17 de junio de 1907)

Toda alma que acepte a Cristo por la fe caminará con humildad de corazón. No habrá exaltación de sí mismo; pero Cristo será exaltado como Aquel de quien depende la esperanza de la vida eterna. “Por gracia sois salvos por la fe”, declaró el apóstol Pablo. Y es la gracia de Cristo en nosotros la que nos hace sus testigos. Sólo podemos ser vencedores por la sangre del Cordero y por la palabra de nuestro testimonio. Por una vida bien ordenada y una conversación piadosa, nos convertimos en luces en la iglesia y en el mundo. Las cosas espirituales deben ser discernidas espiritualmente. Aquellos que beben más profundamente de las aguas de salvación revelarán más plenamente la mansedumbre y la humildad de Cristo. Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 1

Se me pide que diga a aquellos que han sido llamados a enseñar la Palabra de Dios a otros: Nunca alienten a los hombres a buscar en ustedes la sabiduría. Cuando los hombres acudan a vosotros en busca de consejo, señaladles a Aquel que lee los motivos de cada corazón. Un espíritu diferente debe entrar en nuestro trabajo ministerial. Ninguna persona debe actuar como confesor, ningún hombre debe ser exaltado como supremo. Nuestro trabajo es humillarse y exaltar a Cristo ante el pueblo. Después de su resurrección, el Salvador prometió que Su poder estaría con todos los que salieran en Su nombre. Que este poder y este nombre sean exaltados. Debemos tener siempre presente la oración de Cristo cuando oró para que el yo fuera santificado por la verdad y la justicia. Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 2

El poder del Padre eterno y el sacrificio del Hijo deben ser estudiados más de lo que son. La obra perfecta de Cristo fue consumada en su muerte en la cruz. En su sacrificio y su intercesión a la derecha del Padre es nuestra única esperanza de salvación. Debería ser nuestra alegría exaltar el carácter de Dios ante los hombres y hacer de su nombre una alabanza en la tierra. Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 3

Mientras David consideraba las obras de Dios en la tierra, y el amor manifestado por el hombre, fue llevado a exclamar: “Oh Jehová, Señor nuestro, ¡cuán grande es tu nombre en toda la tierra, que has puesto tu gloria sobre los cielos! De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza, a causa de tus enemigos, para hacer cesar al enemigo, y al vengativo. Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste: Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho un poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. … Oh Jehová, Señor nuestro, ¡Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!” [RVG Salmo 8:1-5, 9.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 4

“De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza,” dice el salmista. [Verso 2.] El Señor obrará a través de las palabras de los niños que han sido instruidos desde su infancia para amarlo y temerlo. A través de sus instrumentos el Señor enseñará a los hombres a ser amables y tiernos y a buscarlo con sencillez de corazón. Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 5

“Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón;” continúa el salmista; “contaré todas tus maravillas. Me alegraré y me regocijaré en ti; cantaré a tu nombre, oh Altísimo;
mis enemigos volvieron atrás; caerán y perecerán delante de ti. Porque has sostenido mi juicio y mi causa; te sentaste en el trono juzgando con justicia.” [RVG Salmo 9:1-4.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 6

Se me ha demostrado que estas palabras se cumplirán literalmente. Se avecinan tiempos difíciles, y este es el principio del fin. En este momento, en lugar de que la iglesia se vuelva mundana en sus prácticas, debería acercarse a Dios en una obra de arrepentimiento y alejamiento del pecado. “Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no imputa iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño.” [RVG Salmo 32:1, 2.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 7

Hay un trabajo para nuestros ministros y trabajadores de vigilar diligentemente su vida religiosa, para que no sea pervertida por ideas auto-exaltadas. La profesión no sirve para nada. “Y no os conforméis a este mundo”, exhorta el apóstol Pablo: “mas transformaos por la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Digo, pues, por la gracia que me ha sido dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí, que el que debe tener, sino que piense de sí con mesura, conforme a la medida de la fe que Dios repartió a cada uno.” [RVG Romanos 12:2, 3.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 8

El duodécimo capítulo de Romanos es educativo y debe ser estudiado y comprendido. Contiene lecciones que debemos llevar a la práctica de la vida. Se me pide que dé testimonio contra el peligro de exaltarse a sí mismo, una especie de autoengaño que probará la ruina de algunos que una vez conocieron la verdad. “Amaos los unos a los otros con amor fraternal,” dice el apóstol; “en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. Diligentes, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor. Gozosos en la esperanza, sufridos en la tribulación, constantes en la oración.” [RVG Versículos 10-12.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 9

Perdemos muchas y ricas bendiciones porque no buscamos al Señor con corazones humildes. Cuando nos acercamos a Él con sinceridad de corazón, pidiéndole que nos revele nuestros defectos, nos mostrará una verdadera imagen de nosotros mismos reflejada en el espejo de Su Palabra. Entonces, habiéndonos visto como Dios nos ve, no nos vayamos olvidando qué clase de hombre somos. Estudiemos críticamente los rasgos de nuestro carácter que son defectuosos y busquemos la gracia para hacerlos como el patrón presentado en la Palabra de Dios. Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 10

El ministro fiel regará con sus oraciones la semilla sembrada en su discurso. Suplicará que las semillas de la verdad encuentren un lugar en los corazones y que las almas se conviertan de verdad. Habrá en la vida del ministro una revelación del Espíritu Santo que se mezclará de corazón a corazón en el amor y la unidad. Cuanta más gracia y poder del Espíritu reciba el hombre finito del Infinito, más amor expresará por sus semejantes. Siempre tendrá en cuenta su alto privilegio: “Porque nosotros, colaboradores somos de Dios; y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.” [RVG 1 Corintios 3:9.] Ms137-1907 (17 de junio de 1907) par. 11

“Sube a mí al monte”, nos dice Dios. Antes de que pudiera Moisés ser instrumento de Dios para libertar a Israel, se le señalaron cuarenta años de comunión con Dios en las soledades de las montañas. Antes de llevar el mensaje de Dios a Faraón, habló con el ángel en la zarza ardiente. Antes de recibir la ley de Dios como representante de su pueblo, fue llamado al monte, y contempló su gloria. Antes de ejecutar la justicia sobre los idólatras, fue escondido en la cueva de la roca, y el Señor le dijo: “Pronunciaré el nombre de Jehová delante de ti… Misericordioso y piadoso; tardo para la ira y grande en misericordia y verdad… pero que de ningún modo tendrá por inocente al malvado”. Éxodo 33:19; 34:6, 7. Antes de deponer, con la vida, su responsabilidad respecto de Israel, Dios le llamó a la cumbre de Pisga y desplegó ante él la gloria de la tierra prometida. CE 224.4

Antes de emprender su misión, los discípulos fueron llamados al monte, con Jesús. Antes del poder y la gloria de Pentecostés, vino la noche de comunión con el Salvador, la reunión en un monte de Galilea, la escena de despedida en el monte de los Olivos, con la promesa de los ángeles, y los días de oración y de comunión en el aposento alto. CE 225.1

Jesús, cuando se preparaba para una gran prueba o para algún trabajo importante, se retiraba a la soledad de los montes y pasaba la noche orando a su Padre. Una noche de oración precedió a la ordenación de los apóstoles, al Sermón del Monte, a la transfiguración, a la agonía del pretorio y de la cruz, así como a la gloria de la resurrección. CE 225.2

Cuando Cristo ascendió a los cielos, el sentido de su presencia permaneció con los que le seguían. Era una presencia personal, impregnada de amor y luz. Jesús, el Salvador que había andado, conversado y orado con ellos, que había dirigido a sus corazones palabras de esperanza y consuelo, había sido llevado de su lado al cielo mientras les comunicaba un mensaje de paz, y los acentos de su voz: “He aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo,”19 les llegaban todavía cuando una nube de ángeles le recibió. Había ascendido en forma humana, y ellos sabían que estaba delante del trono de Dios como Amigo y Salvador suyo, que sus simpatías no habían cambiado y que seguía identificado con la humanidad doliente. Estaba presentando delante de Dios los méritos de su sangre preciosa, estaba mostrándole sus manos y sus pies traspasados, para recordar el precio que había pagado por sus redimidos. Sabían que había ascendido al cielo para prepararles lugar y que volvería para llevarlos consigo. CC 73.2

Al congregarse después de la ascensión, estaban ansiosos de presentar sus peticiones al Padre en el nombre de Jesús. Con solemne reverencia se postraron en oración repitiendo la promesa: “Todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dará. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre: pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea completo.”20 Extendieron cada vez más alto la mano de la fe presentando este poderoso argumento: “¡Cristo Jesús es el que murió; más aún, el que fué levantado de entre los muertos; el que está a la diestra de Dios; el que también intercede por nosotros!”21 CC 74.1

El día de Pentecostés les trajo la presencia del Consolador, de quien Cristo había dicho: “Estará en vosotros.” Les había dicho además: “Os conviene que yo vaya; porque si no me fuere, el Consolador no vendrá a vosotros; mas si me fuere, os le enviaré.”22 Y desde aquel día, mediante el Espíritu, Cristo iba a morar continuamente en el corazón de sus hijos. Su unión con ellos sería más estrecha que cuando estaba personalmente con ellos. La luz, el amor y el poder de la presencia de Cristo resplandecían de tal manera por medio de ellos que los hombres, al mirarlos, “se maravillaban; y al fin los reconocían, que eran de los que habían estado con Jesús.”23 CC 74.2

Todo lo que Cristo fué para sus primeros discípulos desea serlo para sus hijos hoy, pues en su última oración, que elevó estando junto al pequeño grupo reunido en derredor suyo, dijo: “No ruego solamente por éstos, sino por aquellos también que han de creer en mí por medio de la palabra de ellos.”24 Oró por nosotros y pidió que fuésemos uno con El, como El es uno con el Padre. ¡Cuán preciosa unión! El Salvador había dicho de sí mismo: “No puede el Hijo hacer nada de sí mismo;” “el Padre, morando en mí, hace las obras.”25 Si Cristo está en nuestro corazón, obrará en nosotros “el querer como el hacer, por su buena voluntad.”26 Obraremos como El obró; manifestaremos el mismo espíritu. Amándole y morando en El, creceremos “en todos respectos en el que es la cabeza, es decir, en Cristo.”27 CC 75.1

En visiones de la noche pasó delante de mí un gran movimiento de reforma en el seno del pueblo de Dios. Muchos alababan a Dios. Los enfermos eran sanados y se efectuaban otros milagros. Se advertía un espíritu de oración como lo hubo antes del gran día de Pentecostés. Veíase a centenares y miles de personas visitando las familias y explicándoles la Palabra de Dios. Los corazones eran convencidos por el poder del Espíritu Santo, y se manifestaba un espíritu de sincera conversión. En todas partes las puertas se abrían de par en par para la proclamación de la verdad. El mundo parecía iluminado por la influencia divina. Los verdaderos y sinceros hijos de Dios recibían grandes bendiciones. Oí las alabanzas y las acciones de gracias: parecía una reforma análoga a la del año 1844.7 CPI 117.2

Dios desea dar a su pueblo el refrigerio del Espíritu Santo, bautizándolo nuevamente en su amor. La falta de poder espiritual no tiene razón de ser en la iglesia. Después de la ascensión de Cristo, el Espíritu Santo bajó sobre los discípulos que esperaban, oraban y creían, con una plenitud y poder que llenó todos los corazones. En lo porvenir, toda la tierra debe ser iluminada con la gloria de Dios. Los que habrán sido santificados por la verdad ejercerán sobre el mundo una santa influencia; una atmósfera de gracia rodeará el mundo. El Espíritu Santo obrará en los corazones, tomando las cosas de Dios y revelándolas a los hombres.8 CPI 117.3

El Señor está dispuesto a hacer una obra en favor de los que creen verdaderamente en él. Si los miembros laicos de la iglesia se despiertan para hacer la obra que pueden hacer, y mirando cada uno cuánto puede hacer en la obra de ganar almas para Jesús, emprenden la guerra a su propio costo, veremos a muchos abandonar las filas de Satanás para colocarse bajo el estandarte de Cristo. Si nuestro pueblo decide actuar de acuerdo con la luz dada en estas pocas palabras de instrucción [se refiere a Juan 15:8], veremos por cierto la salvación de Dios. Se producirán reavivamientos admirables. Se convertirán pecadores, y muchas almas serán añadidas a la iglesia. Cuando pongamos nuestro corazón en unidad con Cristo y nuestra vida en armonía con su obra, el Espíritu que descendió sobre los discípulos en el día de Pentecostés, descenderá sobre nosotros.9 CPI 118.1

El Señor pide una renovación del testimonio directo dado en lo pasado. Pide una renovación de la vida espiritual. Las energías espirituales de su pueblo han estado largo tiempo entorpecidas, pero debe haber una resurrección de la muerte aparente. Por oración y confesión de pecados, debemos aparejar el camino del Rey. Mientras lo hagamos, el poder del Espíritu bajará sobre nosotros. Necesitamos la energía de Pentecostés. Y ésta vendrá; porque el Señor ha prometido enviar su Espíritu como poder conquistador. OE 323.1

Nos confrontan tiempos peligrosos. Todo aquel que tenga un conocimiento de la verdad debe despertarse, y colocarse en cuerpo, alma y espíritu, bajo la disciplina de Dios. El enemigo nos está siguiendo. Debemos estar bien despiertos, en guardia contra él. Debemos revestirnos de toda la armadura de Dios. Debemos seguir las indicaciones dadas por medio del espíritu de profecía. Debemos amar y obedecer la verdad para este tiempo. Esto nos salvará de aceptar fuertes engaños. Dios nos ha hablado mediante su Palabra. Nos ha hablado por medio de los testimonios dados a la iglesia, y por medio de los libros que han contribuido a aclarar nuestro deber actual y la posición que debemos ocupar ahora. Deben oírse las amonestaciones que han sido dadas, renglón tras renglón, precepto tras precepto. Si las pasamos por alto, ¿qué excusa podremos presentar? OE 323.2

Ruego a los que trabajan para Dios que no acepten lo espurio por verdadero. No se ponga ningún raciocinio humano en lugar de la verdad santificadora. Cristo está aguardando para encender fe y amor en los corazones de su pueblo. No reciban las teorías erróneas aprobación del pueblo que debe estar firme en la plataforma de la verdad eterna. Dios nos pide que retengamos firmemente los principios fundamentales que se basan en autoridad indubitable. OE 323.3

Luego Moisés hizo comparecer a los setenta ante el tabernáculo. “Entonces Jehová descendió en la nube, y hablóle; y tomó del espíritu que estaba en él, y púsolo en los setenta varones ancianos; y fué que, cuando posó sobre ellos el espíritu, profetizaron, y no cesaron.” Como los discípulos en el día de Pentecostés, fueron “investidos de potencia de lo alto.” Lucas 24:49. Plugo al Señor prepararlos así para su obra, y honrarlos en presencia del pueblo, para que se estableciera confianza en ellos como hombres escogidos divinamente para participar con Moisés en el gobierno de Israel. PP54 400.1

Nuevamente se manifestó el espíritu elevado y desinteresado del gran caudillo. Dos de los setenta ancianos, teniéndose humildemente por indignos de un cargo de tanta responsabilidad, no habían concurrido con sus hermanos ante el tabernáculo; pero el Espíritu de Dios descendió sobre ellos donde estaban, y ellos también ejercieron el don de profecía. Cuando se le informó esto a Josué, quiso poner coto a esta irregularidad, temiendo que pudiera fomentar la división. Celoso por el honor de su jefe, dijo: “Señor mío Moisés, impídelos.” Pero él contestó: “¿Tienes tú celos por mí? mas ojalá que todo el pueblo de Jehová fuesen profetas, que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos.” PP54 400.2

El Señor quiere que se repita la proclamación del testimonio directo dado en los años pasados. Desea una renovación espiritual. Las energías espirituales de su pueblo han permanecido adormecidas por mucho tiempo; pero deben resucitar de esa muerte aparente. 8TI 312.4

Por la oración y la confesión de nuestros pecados, debemos preparar el camino del Rey. Mientras lo hagamos, vendrá a nosotros el poder del Espíritu. Necesitamos la energía del Pentecostés, y ella vendrá porque el Señor prometió enviar su Espíritu. 8TI 312.5

Algunos han tratado al Espíritu como a un huésped indeseado, rehusando recibir el rico don, negándose a reconocerlo, apartándose de él y condenándolo como fanatismo. Cuando el Espíritu Santo obra en el agente humano, no nos pregunta de qué manera deberá actuar. A menudo procede de maneras inesperadas. Cristo no llegó como lo esperaban los judíos. No vino para glorificarlos como nación. Su precursor se presentó para prepararle el camino, llamando a la gente a arrepentirse de sus pecados, a convertirse y a ser bautizada. El mensaje de Cristo era: “El reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio”. Marcos 1:15. RP 323.3

Los judíos rehusaron recibir a Cristo porque no apareció en armonía con sus expectativas. Por la mucha experiencia que tenían, las ideas de los hombres fueron tenidas por infalibles. Este es el peligro al cual está expuesta la iglesia: que las invenciones de seres finitos señale la manera precisa como ha de venir el Espíritu Santo. Aunque no quieran reconocerlo, algunos ya han hecho esto. Y como el Espíritu ha de venir, no para alabar a los hombres o para vigorizar sus teorías equivocadas, sino para reprochar al mundo de pecado, de justicia y de juicio, muchos se apartarán de él… El Espíritu Santo no adula a nadie, ni hace su obra de acuerdo con los planes de hombre alguno. RP 323.4

Los hombres finitos y pecadores no conducirán al Espíritu Santo. Mediante cualquier agente humano que Dios elija para reprender, la posición del hombre es escuchar y obedecer su voz.—The Ellen G. White 1888 Materials, 1540, 1541. RP 323.5

El bautismo del Espíritu Santo, tal como en el día de Pentecostés, conducirá a un reavivamiento de la religión verdadera y a la realización de muchas obras maravillosas. Seres celestiales vendrán entre nosotros, y los hombres hablarán según sean impulsados por el Espíritu Santo de Dios. Pero si el Señor obrase sobre los hombres como lo hizo en el día de Pentecostés y después, muchos, que ahora pretenden creer en la verdad, conocerían tan poco de la forma como obra el Espíritu Santo, que exclamarían: “¡Cuidado con el fanatismo!” De los que estén henchidos por el Espíritu Santo dirían: “Estos hombres están llenos de mosto”. RP 324.2

No está lejano el tiempo cuando las personas necesitarán una relación mucho más estrecha con Cristo, una unión mucho más cercana con su Santo Espíritu, que la que han tenido o que tendrán, a menos que depongan su voluntad y sus métodos, y se sometan a la voluntad y los métodos de Dios. El gran pecado de los que profesan ser cristianos es que no abren el corazón para recibir el Espíritu Santo. Cuando los creyentes anhelan tener a Cristo, y procuran unirse con él, entonces los que están contentos con una mera forma de piedad, exclaman: “Sed cuidadosos y no vayáis a los extremos”. Cuando los ángeles del cielo vengan entre nosotros, y obren mediante los instrumentos humanos, entonces habrá conversiones firmes y sustanciales, en forma parecida a las que ocurrieron después del día de Pentecostés. RP 324.3

Testimonio escrito Daisy Escalante – No2 – 28-Mayo-2020

Último testimonio 👇 🙏🙌

28-mayo-2020

4:30 pm

Así dice el Señor:

“Escuchadme pueblos y oídme naciones. Jehová el Dios de Israel reclama Su pueblo en todos los confines de la tierra. Israel está disperso, Mis ovejas están dispersas, más Yo os junto de entre todas las naciones para que Yo sea Su Dios y ellos sean Mi pueblo y Yo me allegaré a ellos porque ellos se allegaron a Mi y Me complaceré en dejarle saber Mis dichos para que así su pie no resbale cuandopresten oído a lo que les hablo. Venid adorad y pongámonos a cuentas.”

Palabras fieles y verdaderas del Señor para todos vosotros. 🙏🙌

Instituto Madison PENTECOSTES 2020 | Madison Institute PENTECOST 2020

Calendario de festividades sagradas (PDF enlace):

http://elultimoclamor.org/Gods-calendar/es/Instituto%20Madison%20-%202020%20-%202023%20-%20CALENDARIO%20FESTIVIDADES%20SAGRADAS.pdf

Sacred festivities calendar (PDF link):

http://elultimoclamor.org/Gods-calendar/en/Instituto%20Madison%20-%202020%20-%202023%20-%20CALENDAR%20OF%20SACRED%20FEASTS.pdf

ES473_28_05_2020_TEXTO_PENTECOSTES_2020_UN_DIA_DE_MUCHISIMA_IMPORTANCIA

Preparación Pentecostés 2020-Testimonio escrito Daisy Escalante

Amados, Mayo 28-2020

11:45 am

Preparemos para al terminar este día de preparación recibamos con humillación y ruego ante Dios esté día solemne de Pentecostes que El Señor Dios lo ha pedido como día de consagracion, humillación, ayuno y oración ante El.

No tengo palabras para describir la solemnidad de estas 24 horas que están en futuro inmediato frente a nosotros. Más El Eterno repasa los libros minuciosamente en este tiempo y recordemos que el puro arrepentimiento y la pura abnegación es la llave para ser aceptados en el amado, es decir Cristo Jesus.

Quitad todo anatema de vuestras vidas y de los campamentos. Ofreced vuestras vidas ante Dios con corazón contricto y humillado. Pongamonos a cuentas unos con los otros. Perdonad a los que os maldicen, vituperan y persiguen. Que nada estorbe que vuestras oraciones sean llevadas al trono de la gracia.

Pedid al Señor que quite todo orgullo y malidicencia de dentro de nosotros y que nos permita estar rodeados de Su atmosfera de paz de ahora en adelante. No seamos contenciosos unos con los otros, más bien amonestemonos en el Señor reconociendo que somos hijos del Padre Celestial.

Sed puros en vuestras conversaciones y que no exista en nosotros dobles de pensamiento, palabras y acciones. Permítanos que el Espíritu Santo moldee vuestras vidas pues asi podremos llegar a ser coherederos del reino celestial.

Refinad vuestro hablar teniendo en cuenta que todo es minuciosamente anotado por los testigos del Señor (los angeles).

Evitemos las palabras huecas sin propósito alguno, las burlonerias y permitamos que seamos refinados a la forma de Cristo Jesus que va más allá de culturas humanas y de ideas humana. Cayemos más y oigamos más, porque por vuestras palabras seremos juzgados. No bajemos la norma por congracearnos con nadie más bien dad ejemplo de la verdadera norma no de palabras solamente sino con vuestros actos. No contrictemos al Espritu Santo con el cual seremos sellados. No nos desviemos ni a derecha ni a izquierda en las pruebas, porque para refinamiento de nuestro carácter es esto. Más no olvidemos que Uno más grande que todos declaró que no tendremos pruebas que no podamos soportar y con ella la salida. No nos engañemos pues Dios no puede ser burlado. Huyamos de la vanidad y la comodidad en vuestras vidas y vivamos vidas de acordé a la voluntad de Dios y no a la de los hombres. Seamos cuidadosos y vigilantes en todo tiempo para que nadie os aparte de la atmósfera celestial. Encomendamos a Dios toda carga y penalidad porque El nos hará descanzar.

Dad medida grande y rebozante porque uno Mayor que todos nos da de igual manera. No digamos en nuestro corazón el Señor no oye, ni ve, porque tal cosa es palabra vana, más pues obedecer Su la ley, Sus mandamientos y Sus estatutos y pidamos con fe sin dudar no para vuestros propios deleites sino más bien para fortalecer el reino de Dios y se nos será concedido.

Si alguno de nosotros se cree grande entre vosotros que sirva.

Cuidemos nuestros pensamientos y los motivos de nuestras acciones.

El que máquina engaño en la cama contra su progimo es acusado de juicio y si sabiendo esto no luchamos por la impureza en nuestro interior con el poder de Dios en vano corremos esta carrera. No nos quejemos de lo que vivimos porque aún ni pensáis lo que nos llega y si con los de a pie nos cansamos cómo será con los que van cabalgando. Mirad pues nadie os engañe escuchando doctrinas de demonios, las cuales provienen del padre de mentira.

“Escucharon a aquellos que claman que todos aún los malignos y quiénes los indujeron al mal, junto con el padre de mentira serán salvos luego de ser purificados en el lago de fuego” De cierto os digo:

Amonestadlos y si no escucharen huir de ellos porque el maligno ya hizo su cosecha entre ellos.”

“Mirad y escuchad y estad atentos porque muchos perderán el camino por gustosa seducción maligna.

No os escuseis pensando en estar entre ellos para ayudarles porque así hizo Lot y ¿a quien pudo salvar?

Huid cómo Enoc a las montañas y buscad solo Mi aprobación. No sé turbe vuestro corazón ni tenga miedo porque he aquí Mi ejército está listo en el terreno de la batalla y si vuestros ojos fueren abiertos vivireis confiados, más aún para esto es necesaria la fe que sin obras es muerta. Gustad y ved quién es Dios y abra descanzo en vuestras almas.

Implementad la palabra pura y santa en vuestras vidas y buscad Mi rostro y vivireis.”

🙏🙏🙏

Último testimonio 👆

Audios de Daisy Escalante sobre el Pentecostés

 1.  Ultimos 5 minutos en este audio publicado del 5 (o 4?) de enero de 2018:

https://youtu.be/Kj2VPQbEbvE?t=1546

(Completo aqui):

2.   16 de mayo de 2018

3.  20 de mayo de 2018

Listas de textos mencionados en este testimonio (20-mayo-2018):

https://www.loud-cry.com/DaisyEscalante/BibleTextsList_20180520_Part1.html

https://www.loud-cry.com/DaisyEscalante/BibleTextsList_20180520_Part2.html

4.  23 de mayo de 2019 (#1)

5.  23 de mayo de 2020 (#2)

Consejos naturales que pueden usar en sus cultivos (Compartido por D.Escalante)

Saludos amados hermanos, aquí 👇 les compartimos algunos consejos naturales que pueden usar en sus cultivos haciendo la aclaración que el uso de la leche o el huevo sólo es como remedio para las plagas en los cultivos, sean todos bendecidos.🙌🙏

Para las plaguitas👇

-El ajo es un potente repelente de insectos, capaz de ahuyentarlos.
-Para preparar este spray se debe triturar en la licuadora una cabeza de ajo con algunos clavos (especie), junto con dos vasos de agua hasta conseguir una mezcla homogénea.
-Deja reposar esta mezcla un día entero y después se le añade 3 litros de agua más. -Se puede aplicar vaporizando directamente las hojas de las plantas.

Aquí otros consejos para un futuro problema

Tomate
Las hojas del tomate son ricas en alcaloides, un excelente repelente para pulgones, gusanos y orugas.
Llena dos tazas con hojas de tomate picado y agrega agua. Deja reposar al menos una noche y diluye la mezcla en dos vasos de agua.
Es importante mantenerlo lejos de animales domésticos porque, puede ser tóxico para ellos.

Cáscara de huevo
Las cáscaras pueden ser un buen fertilizante para la tierra y además un repelente para caracoles y algunas orugas. Se machacan las cáscaras y se rocía el polvo en la base de las plantas.

Cilantro
Para acabar con ácaros el cilantro es un gran remedio. Se debe hervir esta planta con agua durante unos 10 minutos, colar la mezcla y echarlo en el huerto o jardín con la ayuda de un spray.

Aceite vegetal
Para acabar con pulgones, cochinillas, ácaros o orugas una buena solución es mezclar 2 tazas de aceite vegetal con media taza de jabón líquido puro, agitar hasta que sea una mezcla blanca, se diluye en agua y se rocía con un spray. Es preferible usarlo por la mañana o la tarde cuando no apriete el sol porqué a más de 30 grados centígrados puede dañar la planta.

Caléndula o albahaca
Plantar caléndula o albahaca alrededor de plantas es una gran solución para ahuyentar la mosca blanca.

Leche de vaca
Para matar los huevos de los insectos hay que mezclar media taza de leche fresca, no pasteurizada, con 4 tazas de harina y 20 litros de agua.

Ortiga
La ortiga, además de ser una planta molesta que provoca irritación si la tocas, es un excelente plaguicida para el pulgón y fertilizante para la tierra. Mezcla 100 gramos de ortiga con 10 litros de agua, deja reposar 4 días y estará listo para usar.

Lavanda
La lavanda es una gran solución para repeler hormigas. Se debe hacer un infusión con 300 gramos de hojas de lavanda fresca con 1 litro de agua. Deja enfriar y pulveriza sobre las plantas atacadas.

Viajando por el camino angosto

Notas biográficas de Elena G. de White

Capítulo 30—Viajando por el camino angosto

Mientras estaba en Battle Creek, en agosto de 1868, soñé que estaba con un gran grupo de personas. Una porción de esta asamblea comenzó un viaje. Teníamos carruajes pesadamente cargados. Mientras viajábamos, el camino parecía ascender. A un lado de este camino había un profundo precipicio; del otro lado había un muro blanco, alto y liso, como el que hay en las habitaciones revocadas. NB 210.1

A medida que proseguíamos el viaje, el camino se hacía más angosto y más alto. En algunos lugares parecía tan estrecho que llegamos a la conclusión de que no podíamos viajar más en carros cargados. De manera que soltamos los caballos, tomamos una porción del equipaje de los carros, la colocamos sobre ellos, y proseguimos, cabalgando. NB 210.2

Al continuar, la senda siguió angostándose. Nos vimos obligados a pegarnos lo más cerca posible del muro, para evitar caer del estrecho camino al profundo precipicio. Al hacer esto, el bagaje que estaba sobre los caballos raspaba el muro y hacía que nos ladeáramos hacia el precipicio. Temíamos caer, y ser hechos añicos sobre las rocas. Sacamos entonces el equipaje de encima de los caballos, y éste cayó en el precipicio. Continuamos a caballo y al llegar a los lugares más estrechos en el camino teníamos mucho temor de perder el equilibrio y caer. En tales ocasiones, una mano parecía tomar las riendas y guiarnos por el camino peligroso. NB 210.3

Como la senda se hacía más estrecha aún, decidimos que no podíamos viajar seguros cabalgando; dejamos los caballos y continuamos a pie, de a uno, cada cual siguiendo los pasos del anterior. En este punto parecieron descolgarse unas cuerdas pequeñas del alto muro blanco. Las tomamos con ansiedad, para que nos ayudaran a guardar el equilibrio por la senda. A medida que viajábamos, la cuerda se movía con nosotros. Por fin el sendero se hizo tan angosto que llegamos a la conclusión de que podíamos viajar con más seguridad sin zapatos ni medias. Nos los quitamos y viajamos descalzos. NB 211.1

Entonces pensamos en aquellos que no se habían acostumbrado a soportar privaciones y durezas. ¿Dónde estaban ahora? No se hallaban en el grupo. Cada vez que el camino cambiaba, algunos quedaban atrás, y permanecían solamente los que estaban acostumbrados a soportar vicisitudes. Las privaciones del camino solamente hacían que estas personas estuvieran más ansiosas de proseguir hasta el fin. NB 211.2

Nuestro peligro de caer del sendero aumentaba. Nos pegamos a la pared blanca y sin embargo no podíamos colocar nuestros pies completamente en el sendero, porque era demasiado angosto. Entonces suspendimos todo nuestro peso de las cuerdas exclamando: “¡Nos sostienen desde arriba! ¡Nos sostienen desde arriba!” Las mismas palabras fueron pronunciadas por todos los miembros del grupo que marchaba por el estrecho sendero. Al escuchar el ruido de la alegría y la rebelión que parecía provenir del abismo que estaba debajo, nos estremecíamos. Oíamos juramentos profanos, chistes vulgares y cantos bajos y viles. Oíamos cantos de guerra y cantos de baile. Oíamos instrumentos musicales y risotadas ruidosas, mezcladas con maldiciones y clamores de angustia y de amargo lamento. Entonces aumentaba más que nunca nuestra ansiedad por mantenernos en el estrecho y difícil sendero. Gran parte del tiempo nos veíamos obligados a suspendernos completamente de las cuerdas, que aumentaban en tamaño a medida que progresábamos. NB 211.3

Yo noté que el hermoso y blanco muro estaba manchado de sangre. Producía un sentimiento de lástima ver la pared así manchada. Eete sentimiento sin embargo, duró sólo un momento, pues pronto pensé que todo era como debía ser. Los que seguían detrás sabían que otros habían pasado por la senda estrecha y difícil antes que ellos, y concluían que si a otros les fue posible proseguir su marcha hacia adelante, ellos podrían hacer lo mismo. Y cuando la sangre comenzara a manar de sus doloridos pies, no desmayarían con desánimo; sino que, viendo la sangre sobre la pared, sabrían que otros habían resistido la misma dificultad. NB 212.1

Por fin llegamos a un gran precipicio, en el cual terminaba nuestro camino. No había nada ahora para guiar nuestros pies, nada sobre lo cual dejarlos descansar. Nuestra entera confianza debía estar en las cuerdas, que habían aumentado en tamaño hasta ser tan gruesas como nuestros cuerpos. En este punto nos acosó durante un tiempo la perplejidad y la angustia. Con medrosos susurros inquiríamos: “¿A qué está adherida la cuerda?” Mi esposo estaba precisamente delante de mí. Grandes gotas de sudor caían de su frente; tenía las venas del cuello y de las sienes engrosadas hasta el doble de su tamaño habitual, y gemidos contenidos y agonizantes se escapaban de sus labios. El sudor me chorreaba por la cara y sentí tanta angustia como nunca antes. Estábamos frente a una terrible lucha. Si aquí fracasábamos, todas las dificultades de nuestro viaje habrían sido en vano. NB 212.2

Delante de nosotros, del otro lado del precipicio, se extendía un campo hermoso de pasto verde, de unos 15 cm. de alto. No podía ver el sol, pero rayos de luz brillantes y suaves, que se parecían al oro y la plata finos, descansaban sobre ese campo. Nada que hubiera visto sobre la tierra podía compararse en belleza y gloria con este campo. ¿Pero tendríamos éxito en llegar hasta él? Esta era la ansiosa pregunta. Si la cuerda se rompía, estábamos perdidos. NB 213.1

De nuevo, en susurros de angustia, fueron pronunciadas las palabras: “¿Qué sostiene las cuerdas?” Por un momento dudábamos aventurarnos. Entonces exclamamos: “Nuestra única esperanza es confiar totalmente en la cuerda. De ella hemos dependido en todo este difícil camino. No nos fallará ahora”. Todavía estábamos dudando con angustia. En este momento escuchamos las palabras: “Dios sostiene la cuerda. No debemos temer”. Las palabras eran repetidas por aquellos que estaban detrás de nosotros, y junto con ellas: “El no nos faltará ahora. Hasta aquí nos ha conducido con seguridad”. NB 213.2

Mi esposo entonces se arrojó por encima del terrible abismo hasta el campo hermoso que se veía más allá. Inmediatamente yo lo seguí. ¡Oh, qué sentimiento de alivio y gratitud a Dios experimentamos! Oí voces elevadas en triunfante alabanza a Dios. ¡Yo estaba feliz, perfectamente feliz! NB 213.3

New Moon (Luna nueva) & Calendars sites for research

Biblical new moon (First Visible Sliver/ primera astilla visible)

Research sites (sitios para investigación) :

Moon Phases Calendar

Calendar Calculations

The New Moon in the Hebrew Bible

Karaite Reckoning vs. Rabbanite Reckoning Was October 22 the Right Date, or Was It September 23? by Bob Pickle

Expected New Moons and Appointed Times for 2020

When Is The New Moon – Monthly New Moon Updates and Sightings From Israel

Devorah’s Date Tree (FB)

Jewish holiday calendars & Hebrew date converter


Different method

therefinersfire.org/2020_Calendar.pdf  (The following is from the pdf file):

Detailed explanation of this Calendar:
This calendar originated because the modern calendar of Judaism, (the “current (authorized) Hebrew calendar” or what we often refer to as the “traditional Hebrew calendar”, “traditional rabbinic calendar”, or “modern Jewish calendar”), is so clearly wrong. Just how the current Hebrew calendar is wrong will be addressed shortly. However, we recognize that no individual or group has any responsibility or authority for the “authorized Hebrew calendar”, so we recognize this calendar has no authority, and as such, we do not, and have never expected, demanded, requested or required that anyone follow this calendar! So, you may wish to ask: “Without authority, why do you advocate this calendar?” It is a fair question we hope to answer herein.


Final thought – maybe God wants us to see (research) it watching in the sky.

Pensamiento final: tal vez Dios quiere que lo veamos (investiguemos) mirando en el cielo.

Links to sites is only for your research, not to establish anything.

Enlaces a sitios es solo para su investigación, no para establecer nada.